Rodearon su vivienda y lanzaron piedras y botellas. La Policía les requisó el móvil. Las víctimas no iban a clase por acoso escolar «bullying»

Quince menores de entre 14 y 16 años fueron detenidos por la Policía Nacional por el acoso escolar «bullying» al que sometían a dos hermanos de 13 y 15 años, compañeros de mismo colegio situado en el distrito de Villaverde. Los arrestos se produjeron el pasado 15 de diciembre, cuando una veintena de chavales se dirigió a la vivienda de las víctimas sobre las 18 horas.

Eran alumnos de las dos clases a las que acuden los chicos que llevaban tiempo sin asistir por ese motivo. Los supuestos acosadores rodearon la casa y comenzaron a arrojar piedras y botellas con el fin de agredirles.

Fue la madre de las víctimas, angustiada y conocedora de la situación por la que atravesaban sus vástagos, la que avisó al 091. Hasta el lugar acudieron tres coches patrulla, que procedieron a detener a los violentos. Un pequeño grupo, de unos cinco escolares, lograron escapar.

Los arrestados fueron trasladados al Grume. Ahí les intervinieron los teléfonos móviles, una de las pruebas de cargo contra ellos, ya que podrían contener grabaciones con las vejaciones a las que eran sometidos. Una cuestión que tuvieron que comprobar, así como si colgaban las grabaciones en redes sociales. Los detenidos pasaron a disposición de la Fiscalía de Menores y quedaron en libertad, a la espera de alguna medida.

Los hermanos llevaban una temporada sin asistir a clase, debido al «bullying» al que eran sometidos, precisaron fuentes de la Jefatura Superior de Policía.

abc.es

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *